• Cómo purgar una instalación

    Publicado el 5 Noviembre, 2015 por Gerardo Robles en calefacción, reparaciones y mantenimiento.

    Purgar una instalación es una cuestión delicada, a la que no siempre se le da la importancia que merece: el correcto purgado de una instalación es fundamental para su correcto funcionamiento y para evitar problemas que afecten al rendimiento y a la vida útil de los componentes. Ya hemos visto en una entrada anterior los problemas que sufren las instalaciones que no están bien purgadas. Ahora vamos a ver como purgarlas correctamente y evitar esos problemas.

    Lo mas habitual es encontrarnos con problemas de aire en instalaciones de calefacción con radiadores. En estas instalaciones purgamos el aire que pueda haber mediante dispositivos colocados en los radiadores. Algunos son automáticos y otros debemos accionarlos de forma manual, con un destornillador o una pequeña moneda.

    purgador automatico

    Purgador automático

     Purgador manual

    Purgador manual

    Pero a veces no es suficiente con manipular el purgador, y una burbuja de aire puede quedar dentro. Entonces debemos hacer lo siguiente:

    • cerramos el detentor del radiador (normalmente con una llave hexagonal, tipo allen).
    • purgamos dejando que salga bastante agua.
    • cerramos la llave del radiador, y abrimos el detentor.
    • volvemos a purgar asegurándonos de que sale siempre agua y no queda nada de aire.
    • después abrimos la llave del radiador y comprobamos que ha quedado bien purgado.

    El detentor une el radiador a la tubería de retorno.

    De esta manera nos aseguramos purgar bien tanto la tubería de ida como la de retorno, evitando que pueda quedar alguna burbuja en una de ellas.

    Habitualmente es suficiente con esto, pero en alguna ocasión mas difícil podemos oir ruidos en el radiador. Eso quiere decir que aunque no hay suficiente aire para impedir el paso del agua, si queda alguna burbuja, causante de este ruido. Si no hemos podido sacarla con los métodos anteriores, aun nos queda otra posibilidad: aflojar el racor loco (o tuerca loca) que une la llave con el radiador. Normalmente los radiadores se instalan con una mínima pendiente hacia el purgador, pero si no es así, puede pasar que el punto de conexión de la llave con el radiador sea el punto mas alto del radiador, favoreciendo la acumulación de aire, que no saldrá por el purgador. Para hacer esto inevitablemente tendremos que salpicar agua, pues al aflojar el racor saldrá en todas direcciones uy no podremos recogerlo como si saliese del purgador. Importante: no es necesario soltar toda la llave, simplemente con aflojar y dejar que salga un poco de agua, durante 2 segundos, es casi seguro que habremos eliminado el aire que pudiera quedar.

    llave radiador

    Por último, en otras instalaciones tenemos un último y muy importante modo de purgar. Consiste en hacer circular agua por las tuberías de manera continuada, de forma que se vaya limpiando el aire (y también los posibles residuos que pueda haber). Esta forma de purgar es absolutamente fundamental realizarla en la puesta en marcha de:

    • instalaciones de captación geotérmica de circuito cerrado.
    • instalaciones de suelo radiante.
    • instalaciones centralizadas.
    • instalaciones que abastezcan calefacción a varias plantas / zonas / viviendas.
    • otras instalaciones y circuitos cerrados

    En la siguiente imagen se ve esquemáticamente en qué consiste este método. Es tan sencillo como colocar una llave a cada lado de la llave que habitualmente tenemos en la instalación para cerrar el retorno del fluido. Una llave será de vaciado y la otra de llenado, y ambas irán conectadas a un depósito (de agua, glicol… según sea necesario en esa instalación). Entre el depósito y la llave de llenado colocamos una bomba que hará circular el líquido del depósito por toda la instalación, haciendo un barrido que dejará en el depósito todo residuo que pueda haber en la tubería, y eliminando todo el aire que pudiera haber ella. Durante este funcionamiento la llave de retorno permanecerá cerrada. Es muy recomendable instalar un filtro antes de la bomba, para evitar que ese residuo vuelva a la instalación. Una vez que hemos barrido completamente la instalación y estamos seguros de que está perfectamente limpia de impurezas y aire, cerramos las llaves de llenado y vaciado y abrimos la llave de retorno, y tras comprobar que la presión del circuito es la adecuada, ya podemos poner en marcha la instalación con total garantía de no tener problemas de aire.

    Llenado y purgado instalación

    Nota: el depósito, bomba y filtro de este ejemplo puede estar fijo en la instalación o ser portátil. Muchas casas comerciales venden estos equipos portátiles como el de la imagen, que son robustos y económicos, y nos permitirán poder li

    bomba llenado

    Entrada clasificada con , , , , ,

Un comentarioso far.

  1. […] Ahora bien, ¿cómo evitar los problemas que el aire causa en las instalaciones? Léelo en esta entrada […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies