Otras energías

Energía Renovable es toda energía que se obtiene de fuentes naturales.  Por ese motivo, se consideran además virtualmente inagotables, y son mucho más respetuosas con el medio ambiente que los llamados combustibles fósiles (gas, gasóleo, carbón…), cuyas técnicas de extracción y utilización son muy agresivos con la naturaleza. Gracias a una mayor toma de conciencia medioambiental a todos los niveles (doméstico, político, empresarial…), las energías renovables actualmente están cobrando más importancia y sus técnicas de utilización avanzan cada día.

La energía solar es la energía producida por el sol, que es convertida a energía útil por el ser humano, principalmente para calentar agua (sanitaria o calefacción) o producir electricidad. La intensidad de energía disponible en un punto determinado de la tierra depende del día del año, de la hora y de la latitud, y la cantidad de energía que puede recogerse depende de la orientación del dispositivo captador. Actualmente es una de las energías renovables más desarrolladas y usadas en todo el mundo.

El calor se logra mediante los captadores o colectores térmicos, y la electricidad, a través de los denominados módulos fotovoltaicos. Ambos procesos nada tienen que ver entre sí, ni en cuanto a su tecnología ni en su aplicación; los captadores para aplicaciones térmicas consisten en una red de tuberías de cobre dentro de un armazón diseñado para recibir y retener la mayor cantidad de calor posible, mientras que para producir electricidad se emplean «células solares» de silicio dispuestas en paneles conectados mediante cables entre si y a la red eléctrica.

Energía Solar Asturias

Energía solar para calentamiento de agua sanitaria

Actualmente la energía solar fotovoltaica se perfila como la solución definitiva al problema de la electrificación rural, con clara ventaja sobre otras alternativas, pues, al carecer de partes móviles, los paneles resultan prácticamente inalterables al paso del tiempo, no contaminan ni producen ningún ruido, no consumen combustible y no necesitan mantenimiento. Además, y aunque con menos rendimiento, funcionan también en días nublados, puesto que captan la luz que se filtra a través de las nubes. La electricidad que así se obtiene puede usarse de manera directa (por ejemplo para sacar agua de un pozo o para regar, mediante un motor eléctrico), o bien ser almacenada en acumuladores para usarse en las horas nocturnas. La electricidad fotovoltaica generada también se puede inyectar en la red general, obteniendo una buena rentabilidad económica, bien sea por medio de su autoconsumo o mediante su venta, ya que cada vez más países priman tanto a los pequeños como a los grandes productores de electricidad fotovoltaica, dado el beneficio que aporta para el medio ambiente.

Si se consigue que el precio de los módulos solares siga disminuyendo, potenciándose su fabricación a gran escala, es muy probable que, para la tercera década del siglo, una buena parte de la electricidad consumida en los países ricos en sol tenga su origen en la conversión fotovoltaica.

Otra ventaja de la energía solar es que puede ser perfectamente complementada con otras energías para evitar la necesidad de grandes y costosos sistemas de acumulación. Así, un edificio bien aislado puede disponer de agua caliente y calefacción solares, con el apoyo de un sistema convencional a gas o eléctrico que únicamente funcionaría en los periodos sin sol. El coste de la energía convencional sería sólo una fracción del que alcanzaría sin la existencia de la instalación solar.

La energía eólica es aprovechar la fuerza del viento: un aerogenerador es un generador eléctrico movido por una turbina accionada por el viento (turbina eólica). Sus precedentes directos son los molinos de viento que se empleaban para la molienda y obtención de harina. En este caso, la energía eólica (en realidad la energía cinética del aire en movimiento) proporciona energía mecánica a una hélice que, a través de un sistema de transmisión mecánico, hace girar el rotor de un generador, normalmente un alternador trifásico, que convierte la energía mecánica rotacional en energía eléctrica que se dedica al autoconsumo en instalaciones pequeñas y aisladas, y se aporta a la red eléctrica en el caso de las grandes instalaciones; para ello, los aerogeneradores deben estar dotados de un sistema de sincronización para que la frecuencia de la corriente generada se mantenga perfectamente sincronizada con la frecuencia de la red.

En las instalaciones domésticas más habituales la instalación de un aerogenerador se combina con una instalación de acumuladores de energía o baterías, inversores y otros equipos, de forma similar a las instalaciones de energía solar fotovoltaica.

Existen diferentes tipos de aerogeneadores, dependiendo de su potencia, la disposición de su eje de rotación, el tipo de generador, etc. y pueden trabajar de manera aislada o agrupados en parques eólicos o plantas de generación eólica, distanciados unos de otros, en función de la potencia deseada, el impacto ambiental y de las turbulencias generadas por el movimiento de las palas.

Aerogenerador Eólica Asturias

Aerogenerador en una vivienda unifamiliar

Recuerde que estamos a su disposición para resolver cualquier duda que puedas tener, sin ningún compromiso. Ponte en contacto con nosotros para solicitarnos más información.

__________

aerogenerador asturias, energía eólica asturias, energía solar asturias, paneles solares asturias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies